FONDOS INDEXADOS

Desde muy joven he visto cómo invertía mi padre en bolsa, fondos, obligaciones, … Algunas de estas inversiones recuerdo que salieron bien, pero también recuerdo haber perdido dinero en otras.

Por ejemplo, invertir bastante dinero en acciones de Lucent cuando estaban a $40 porque habían llegado a estar a $80, y acabar en $1, y además con contínuas segregaciones en varias compañías: una ruina.

Hace ya un tiempo, decidí que era mejor invertir en fondos de gestoras internacionales que en bolsa directamente, debido a la mayor rentabilidad de los históricos (revisando sobre todo la rentabilidad anual media de los últimos 10 años) y a no tener que estar continuamente revisando las acciones y decidiendo si tenía que vender o comprar otras.

Después de escuchar alguna sesión del IESE y de leer algunos artículos, comprobé que la rentabilidad media del índice de la bolsa americana no estaba nada mal, en torno a un 10%:

 

 

 

 

 

 

Vanguard 500 Index Fund fue el primer fondo índice, cuyo objetivo es replicar la rentabilidad de un índice (en este caso, el S&P500): 

 

 

 

 

Así que, después de leer el libro «Independízate de Papá Estado» de Carlos Galán, me decidí a invertir de forma recurrente (mensualmente) en fondos indexados, a través de Indexa Capital.